miércoles, 15 de marzo de 2017

NotNotice ‎– Nature Killing City.



Banda: NotNotice.

Álbum: Nature Killing City.

Género: Dark Ambient.

Tracklist:

1.- 1986-04-23 (Pripyat Dream)
2.- 1986-04-24 (Red Forest)
3.- 1986-04-25 (Scientists Made A Mistake)
4.- 1986-04-26 (Radioactive Rain)
5.- 1986-04-27 (Evacuation)
6.- 1986-04-28 (Empty City)
7.- 1986-04-29 (Pripyat River)
8.- 1986-04-30 (Human Disappeared)

miércoles, 22 de febrero de 2017

Christian Taliban's' Crusade On Ukraine's Front Lines.

Vitaly Chornly looked ominous as he stared across the room dressed all in black, his long jet-black beard contrasting sharply against his pale features. He sat up straight, crossed his legs, folded both hands on one knee, and began to explain the need for a 13th century crusade against Russia.

"Putin supporters are representatives of the devil." Vitaly Chornly.

Chornly, a former molecular biologist, is the ideological officer for the St Mary's battalion, a pro-Ukrainian militia group fighting on the front lines against pro-Russian separatists in eastern Ukraine. Fighters of St Mary's, the de facto fighting wing of the Ukrainian political party Bratsvo, have become embroiled in the war in the Donbas region as self-styled, modern-day crusaders. Sitting in the basement of St Mary's Kiev headquarters, Chornly claimed the battalion is Christianity's equivalent to the Taliban - and its fighters are holy warriors.

"We are creating the Christian Taliban here. Our main ideology is faith, and this is the advantage we have," Chornly told Al Jazeera.

"The enemy - the forces of darkness - they have all the weapons, they have greater numbers, they have money. But our soldiers are the bringers of European traditions and the Christian mindset of the 13th century. We represent the side of light against the dark side. Putin supporters are representatives of the devil."

A Cross And A Sword.

While Chornly insisted he does not support certain tactics used by the Taliban, such as suicide bombings, the targeting of civilians, and lack of religious tolerance, the militia does admire the way the group has been able to face powerful enemies and continuously battle despite smaller numbers and resources. Their greatest praise for the Taliban, however, lies in the fighters' complete devotion to their religion and the way they channel it into their fight, Chornly said.

"The main thing we admire from the Taliban is their constant faith in God. They came across terrible conditions and war and still they continued their struggle and they were successful. Faith is much stronger to fight with than political ideas."

The Taliban have faith behind them, Chornly exclaimed frequently, and it's that which allows them to fight and win against strong enemies. The commander of St Mary's, Borgese "Alex" Serediuk, revels in the "Christian Taliban" label. Not only does the St Mary's battalion have the same strength of faith as the Taliban, he claimed, but it illustrates that the Christianity he believes in can contain violence, and that his religion does not just consist of the cross, but also the sword. Serediuk commands 150 armed men in St Mary's, as well as about 50 other occasional volunteer fighters. Each is deeply religious, taking inspiration from the modern-day Taliban, as well as Christian crusaders of the 12th and 13th centuries.

Crusade To The Kremlin?

More than half of the fighters are not currently registered with the Ukrainian government, Serediuk admitted - registration is not efficient when there's a war going on, he said. While registered fighters receive weapons issued by the Ukrainian government, unregistered ones just go to the war zone in the east with the battalion regardless and get weapons from looting enemy bodies, Serediuk told Al Jazeera.

"But still we have only enough weapons to die, but not enough to fight," Serediuk said, insisting their successes come from their faith and character, not their equipment.

Large men in full camouflage moved in and out of the basement headquarters, gathering around the doorway of the room where Chornly and Serediuk sat. Looking anxious, Chornly stared at his watch and explained he must lead the gathering men in a group prayer.

"We aren't many," Chornly said. "But we are powered by religion. When you have that, you do not need men in numbers."

As recent ceasefire negotiations between the Ukrainian government and pro-Russian separatist forces turn towards autonomy in the eastern regions currently under separatist control, St Mary's battalion insists they won't back down.

"St Mary's battalion does not answer to anyone but God," Chornly said when asked about talks of eastern autonomy and ceasefire negotiations.

"We will continue our fight until the Kremlin is in ruins, no matter what."

Standing Up Against Peace And Pagans.

Professor Ivan Katchanovski of the University of Ottawa told Al Jazeera that although St Mary's may be small in numbers, their armed volunteers could pose a serious threat to peace talks in the east because of their strong ideological roots and desire to fight, compared with the conscripted Ukrainian army.

"These militia and paramilitary formations have the ability and desire to break the current shaky ceasefire and continue the full-fledged civil war," Katchanovski said. "While the numerical strength and armament of these units are much less compared to the Ukrainian army, their motivation to fight is much stronger."

Serediuk said the Ukrainian government is scared of the militia he commands, and he remained adamant his men would not honour any lasting ceasefire - the men of St Mary's are holy warriors who will not lie down for anyone, he said. Political decisions that involve compromising with the separatists of Russia are not on his agenda. Serediuk originally fought the separatists in the east as part of the Azov Battalion - a notorious Ukrainian militia organised by the Social-National party.

Serediuk didn't leave the Azov because of the neo-nazi connections, however - extreme ideology doesn't bother him. What does irk him, however, is being around fighters who are not zealous in their religious convictions.

"I left the Azov because it was full of pagans. Committed Christians in the Azov were not allowed to stop to pray throughout the day - I needed a unit of Christians, a closely knit unit of committed Christian warriors. When two of three Christians gather around, they have God with them, and victory is guaranteed to be with us."

"Until The Kremlin Falls".

Serediuk repeated the words of his ideological officer often: St Mary's is the beginning of a Christian Taliban in Ukraine, he said. Periodically rubbing the gnarled scaring that stretches across the top of his right hand, Serediuk stopped at his missing finger, lingering there for a while. The wound happened last August in an encounter known in Ukraine as the "Massacre of Ilovaisk", where at least 100 pro-Ukrainian troops were surrounded by pro-Russian forces and gunned down. Many fighters were lost in that battle, Serediuk told Al Jazeera, but Ukraine's Christian Taliban is prepared to lose every one of their men in the name of defeating Russia.

"People have an image of a Christian as a peaceful abbot, someone sitting around lit candles," Serediuk said.

"We are not just some faith organisation. We are the sword instead of the cross. We will fight until the Kremlin falls."

By Sheren Khalel & Matthew Vickery.


Militant of Bratsvo with Nestor Makhno's t-shirt.

sábado, 18 de febrero de 2017

Mexicas ofrendaban Lobos.

Entre las ricas ofrendas que los arqueólogos del Proyecto Templo Mayor (PTM) han descubierto en el predio de las Ajaracas, donde en 2006 se descubrió el monolito de la Tlaltecuhtli, destaca un deposito ritual que contenía, entre otros materiales, 9 mil huesos de animales. Esa ofrenda, la número 126, fue descubierta en 2009 y ha sido considerada como el depósito ritual más rico en cuanto a materiales biológicos.

Hasta ahora, solo se ha logrado identificar 20% de esos restos óseos, pero para sorpresa del grupo de especialistas que colaboran en este proyecto encabezado por el arqueólogo Leonardo López Luján, la mayoría de ellos corresponden a huesos de lobos, una especie que ha sido poco estudiada dentro del pensamiento mexica porque no existen mayores referencias en las fuentes históricas.

Aunque ya desde 1978, cuando comenzaron las excavaciones en Templo Mayor, se descubrieron restos de este cánido, algunos de ellos perfectamente ataviados con orejeras de turquesa, collares de cuentas de piedra verde o pulseras de cascabeles de oro, nunca antes se habían identificado tantos ejemplares. La arqueóloga Ximena Chávez Balderas, quien se ha dedicado a estudiar los rituales funerarios en el recinto sagrado de los mexicas y actualmente realiza una investigación en torno a la importancia de estos cánidos, asegura que tan sólo en esta ofrenda 126, existen por lo menos unos 20 lobos de todas las edades.

Destaca, por ejemplo, la existencia de una camada de cinco crías que posiblemente murieron por alguna enfermedad respiratoria cuando tenían seis semanas de edad. En otra ofrenda, la 125, se descubrió una loba longeva que padeció artritis y displasia severa, lo cual significa que requirió de cuidado humano para sobrevivir tantos años.

Estos datos sobre la reproducción de animales en cautiverio y las evidencias sobre el cuidado humano indican que estos lobos podrían formar parte del llamado zoológico de Moctezuma, un espacio donde habitaban una gran variedad de animales, aves también, que eran utilizados para sacrificios o como fuente de materia prima.

Chávez Balderas, quien actualmente realiza un doctorado en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, explica que las fuentes históricas indican que en el recinto sagrado de Tenochtitlan habían dos espacios para los animales: “la casa de las aves”, donde estaban especies lacustres, y “la casa de las fieras”, en donde estarían los lobos, pumas, jaguares y aves rapaces. Hasta ahora ese espacio no se ha localizado físicamente, pero una investigación que lleva acabo el arqueólogo Israel Elizalde sugiere que posiblemente se ubicaba muy cerca de donde ahora se encuentra el Palacio Nacional.

Animales Sagrados.

Este espacio, explica Chávez Balderas, estaba muy alejado de la concepción actual de un zoológico, pues no era un lugar diseñado para el disfrute o esparcimiento del gobernante, tampoco era un reservorio de especies en peligro de extinción. “Más bien era una casa donde se encontraban animales sagrados. No era propiamente un parque de diversiones, sino un espacio ritual en donde se cuidaban y albergaban seres vinculados con los dioses”.

La también especialista en estudios de antropología y de ADN destaca que el hallazgo de estos lobos ha sido una de las grandes sorpresas que les ha dado las excavaciones de la séptima temporada del Proyecto Templo Mayor, que comenzó desde 2007, porque hasta ahora no existían referencias sobre la importancia ritual que esta especie tenía para los mexicas.

“No aparecen tan representados o no están mencionados en las fuentes escritas, y lo que estamos viendo ahora es que en realidad, el lobo tenía una importancia ritual enorme”, sostiene.

En las fuentes documentales, como los códices, generalmente aparecen representados coyotes, pero hasta ahora no se han encontrado evidencias de ese animal en los rituales de Templo Mayor, por lo que la arqueóloga considera que en realidad algunas de esas representaciones podrían ser de lobos.

“He platicado con muchos biólogos sobre las representaciones y dicen que morfológicamente algunas parecen más bien lobos, entonces pienso que los investigadores hemos interpretado todas esas representaciones como coyotes, cuando en realidad algunas pueden corresponder a lobos”, comenta.

La investigadora asegura que además de continuar con los estudios antropológicos y biológicos de estos ejemplares, una de las siguientes fases de este estudio será evaluar el vínculo que los lobos tenían con Huehuecóyotl, el coyote viejo, que en la mitología mexica es considerado como una deidad transgresora, guerrera y lúdica.

En el proyecto también colabora el especialista en genética de cánidos Robert Wayne, de la Universidad de California en Los Ángeles, quien a través de estudios de ADN ha identificado a algunos de los esqueletos como ejemplares de lobo novo-hispano (mal llamado mexicano), ahora una especie en peligro de extinción. Así, otro de los propósitos de la investigación es aportar información genética de las poblaciones de lobos que había en Templo Mayor a especialistas que buscan salvar el lobo novo-hispano, como la veterinaria Xóchitl Ramos Magaña, del Zoológico de Chapultepec, y el biólogo Jorge Servín, de UAM-Xochimilco.

Fuente: El Universal.com


Indigenismo: Los de la religión del "amor a la naturaleza", que destruían la naturaleza.

lunes, 13 de febrero de 2017

Chechenia, Un Espectro en el Cáucaso.

Introducción:

En este trabajo se pretenderá obtener un conocimiento amplio sobre el conflicto en Chechenia, a través del análisis de diferentes escritos sobre el tema, y la incorporación enriquecedora de recortes periodísticos actuales los cuáles denotan la contemporaneidad de la lucha en el Cáucaso.

Los temas puntuales, escogidos para analizar el antagonismo ruso/checheno son principalmente: el desarrollo de una breve reseña de los acontecimientos importantes, para internarnos en el tema, el análisis de las verdaderas causas que originaron el conflicto, la resonancia que tuvo en el resto del mundo la guerra entre Rusia y Chechenia, y la situación actual por la que atraviesa ésta región del Cáucaso.

Con respecto a la reseña de acontecimientos, se basará en un recuento de los hechos más importantes ocurridos tanto en Chechenia como en Rusia hasta las primeras intervenciones bélicas rusas en la región caucásica, en el  año 1994 y posteriormente en 1999. En lo que refiere al análisis de los orígenes del conflicto, se analizarán las cuestiones por las cuáles Rusia y Chechenia llevan adelante el antagonismo múltiple que los encuentra hoy en día, en plena disputa. También, de acuerdo a la reacción que causó en otros países del mundo el enfrentamiento en el Cáucaso, se considerará la importancia de la “injerencia extranjera” con respecto al conflicto, y sus diversas formas, sean éstas llevadas a cabo por Estados u Organizaciones Internacionales. Finalmente, se buscará obtener un desarrollo de la situación vigente en Chechenia, en sus diversas reproducciones, con el material obtenido de los recortes.

Para terminar, juzgo de importante el análisis de éste conflicto en la región caucásica entre rusos y chechenos, para la comprensión de la multiplicidad de conflictos que podemos encontrar, de igual magnitud, en el resto del mundo. Conflictos que se desarrollaron, se desarrollan, o conflictos en “potencia”, que tienen como saldo lamentable, la muerte de miles de civiles inocentes, y también, como en el caso del tema escogido, la intervención de una potencia mundial, debido a diversos motivos injustificados, sobre un país cuyos habitantes solo buscan su soberanía, algo que les pertenece.

¿El Pasado los Condena?

Los chechenos son un pueblo musulmán, descendientes de tribus autóctonas refugiadas en la región caucásica, debido a la opresión proveniente de tribus enemigas (álanos). Eran bandas nómades, organizadas en clanes patriarcales, que estuvieron sometidas a los príncipes mongoles y a kabardes hasta aproximadamente el siglo XVIII, A partir de aquí, los chechenos se enfrentaron con los rusos, principalmente, debido a conflictos territoriales. Ya desde 1834, los rusos acudieron al territorio checheno debido al interés económico que presentaban los yacimientos petrolíferos de la región. Formando parte de la desaparecida U.R.S.S. en 1934, son amalgamados a Ingushetia, con la que entran en conflicto hasta su separación. La intención de Ingushetia era formar parte de las naciones dependientes de Rusia, debido a un claro interés económico (el de recuperar la región de Prigorodnyi, que fue atribuida por el gobierno soviético a Osetia del Norte). Contrariamente a este caso, Chechenia, debido también a causas económicas, busca incansablemente la independencia. Debido a esto, el Kremlin (distrito central y fortaleza de Moscú y antigua residencia de los zares) envió tropas armadas al Cáucaso, imponiendo su poderío militar como ley. En los primeros años de la Perestroyka, Chechenia impulsó la formación de la Confederación de los Pueblos Montañeses de Cáucaso (C.P.M.C.) que de ser una simple asociación cultural, pasó a formar parte de una formación básicamente política y creó milicias armadas para aumentar su poderío bélico. Así se pueden observar indicios de la búsqueda de autonomía por parte de los chechenos. A partir de 1990 se observa un gran cambio en el Cáucaso, un giro radical en la historia del conflicto en la región caucásica: Chechenia exige su soberanía y busca ser reconocida por Moscú como república federada. Se forma así el Congreso Nacional del Pueblo Checheno, presidido por Dudáev, un militar soviético, veterano de Afganistán y comandante en jefe de la base de bombarderos nucleares en Estonia, que luego de su muerte, (alcanzado por un misil ruso) es precedido por Aslam Masjadov, actual presidente independentista. En 1991, fracasa un golpe militar, al mando de Dudáev, en Moscú. Otro hecho importante es la disolución del Parlamento y la creación de un Consejo Supremo por parte del Congreso Nacional del Pueblo Checheno. Con Duydáev obteniendo el respaldo popular, Chechenia proclama su independencia en 1991. El Kremlin no reconoce la situación y Yeltin, presidente ruso en ese momento, establece el estado de emergencia. Este hecho, de gran significado, produjo grandes cambios: a partir de ese momento comienza a tomar forma el enfrentamiento armado entre Rusia y Chechenia. También, a raíz de esto, los chechenos amplían su armamento, y se confirma su separación de Ingushetia. Toda estas cuestiones finalizaron con la intervención armada de los rusos en Grozni, capital de Chechenia en 1994, para luego repetirse en 1999.

Es aquí donde tenemos que preguntarnos, cuáles son realmente las causas por las cuales rusos y chechenos se encuentran bélicamente enfrentados.

Acusaciones Paradójicas; La Verdad Causante del Conflicto.

La primera intervención rusa en Chechenia, el 11 de diciembre de 1994, fue el hecho que detonó la primera guerra en el Cáucaso entre rusos y chechenos. Luego de un breve período de “calma”(los enfrentamientos continuaron, pero en menor intensidad) se reactivaría el accionar bélico, pese a los moderados intentos de diplomacia, en 1994 y tendrían vigencia hasta nuestros días.

Ante esta situación resulta curiosa la forma en que los rusos, con su presidente a la cabeza, trata de explicar lo inexplicable, de demostrar al resto del mundo que el genocidio que realiza en el Cáucaso, es “legítimo”. Primeramente afirma que el caso de Chechenia, es un problema interno, y por esto solo Rusia decidirá cuándo ponerle fin, sin la intervención de otros países u organizaciones. Otro argumento engañoso, por parte de Rusia, es el de considerar de “unilateral” las acciones chechenas, esto significaría que el conflicto y sus devastadoras consecuencias serían propias del accionar bélico de los pobladores del territorio caucásico. Falso. Porque en todo caso, es también unilateral la decisión arbitraria de reconocer, en 1991, independientes a las repúblicas federadas y negárselo a las restantes unidades que formaban la U.R.S.S., entre ellas, Chechenia.

La lista de atribuciones que se les da a lo chechenos por parte de los rusos, llama realmente la atención, ya que son sumamente paradójicas. Tal es el caso de los secuestros. Éste método, que es empleado por ambos países, (no solo por los chechenos, como Rusia pretende afirmar) consiste en el secuestro de personas importantes, cabecillas, o simplemente civiles, y el pedido de rescate, saldado éste con altas sumas de dinero. La diferencia radica en que: los secuestros efectuados por los chechenos tienen fines económicos (lo que se obtiene se utiliza para solventar los gastos de la guerra), contrariamente, los secuestros rusos no tienen otro objetivo que el de desarmar, a través de la captura de cabecillas chechenos, las milicias chechenas. Si bien Rusia denuncia el caso secuestros por parte de los chechenos, las tropas rusas emplean el mismo método en los territorios del Cáucaso.

Otro caso sumamente paradójico, es ver también como Rusia, en 1992, intervino en Moldavia, donde el XIV ejército ruso respaldó militarmente a Transdniestr, república que unilateralmente se desprendió del Estado moldavo. Observamos como el caso moldavo es similar al de Chechenia, pero con la diferencia que el del Cáucaso es un conflicto que tiene a Rusia como el principal interesado e involucrado. Finalmente, los rusos acusan a los chechenos de grupos fundamentalistas, relacionados con Al Qaeda, tratando así de obtener el “visto bueno” por parte de los demás países, en especial Estados Unidos, sobre el accionar armado de Rusia en Grozny. Es decir que los rusos tratan de demostrar y convencer que combatiendo con las milicias chechenas, están acabando con una faceta del terrorismo en el mundo. Evidentemente, Rusia no considera a las milicias chechenas, como grupos armados de un país que quiere ser independiente.

Pero resulta interesante, realizar un desarrollo de las verdaderas causas por las cuales Rusia intervino militarmente en Chechenia.

Ante la declaración de la independencia de Chechenia en 1991, Rusia empleó una política ambigua con respecto a la soberanía chechena, política estabilizadora: plasmada en la negociación con los líderes chechenos, política desestabilizadora: cristalizada en el bloqueo económico, el apoyo a la oposición, y ataques bélicos. Ante esta situación de “estabilidad moderada”, fueron tres realmente las causas por las cuales las autoridades rusas determinaron la intervención militar en Chechenia. La primera causa, de carácter político, implica que: al reconocer la independencia de chechena provocaría la desestabilización de la Federación Rusa, ya que otros países podrían seguir los caminos de Chechenia, empleando o aumentando los métodos en búsqueda de la autonomía: uso de armamento, formación de ejércitos profesionales, acciones suicidas, etc. Esto traería un terrible dolor de cabeza para el gigante de Asia. La segunda causa, de argumento estratégico, es que Chechenia, por su ubicación geográfica, representa un territorio sumamente delicado, debido a la proximidad entre el Cáucaso Norte, (en el cual se encuentra Chechenia) y el Cáucaso Sur, límite geográfico de Rusia con Turquía e Irán, enfrentados éstos últimos con Rusia, debido a una razón económica muy demarcada como lo es el negocio del crudo. Justamente la tercera causa, de naturaleza económica, y la principal, es que Chechenia posee reservas de petróleo pero a la vez, se encuentra ubicada sobre una importante red de oleoductos y gasoductos que atraviesan la zona del Cáucaso Norte. Es el paso del petróleo proveniente de Azerbaiyán, y de los países de Asia Central. Es este lugar estratégico el que busca dominar Rusia, debido a que las vías para la circulación de crudo se reducen a dos: a través de Rusia o de Turquía. Debido a esto, los rusos necesitan controlar el Cáucaso Norte para convencer a inversores extranjeros que la opción rusa, es mejor que la turca. Se habla de un contrato multimillonario, ¿valen estos millones, la vida de toda una población?. Trataremos de mostrar qué hacen los demás países y organizaciones internacionales para que la respuesta a ésta pregunta no sea afirmativa.

¿Los de Afuera son de Palo?

Es sabida la preocupación que causó en varios países del mundo el conflicto de guerra que existe en Chechenia, pero también es sabida la existencia de una exagerada diplomacia en lo que concierne a la intervención extranjera en una situación de tal magnitud.

Estados como Estados Unidos, Alemania, Suecia, critican el uso de la fuerza en Chechenia, pero solo son críticas. Cabría preguntarse por qué ninguna de estas potencias mundiales, especialmente EE.UU. o Alemania, no intervienen en el conflicto caucásico en busca de su finalización. Es importante saber que estos países apelan, para justificar su quietud, a argumentos un tanto mediocres. Desde un principio plantearon la no - injerencia en el conflicto ya que éste es un problema interno de Rusia. Siguieron con la falacia del respeto a la integración de la Federación, a la reintegración de los territorios pertenecientes a Rusia. También admitieron un temor al retorno de los escenarios de la Guerra Fría, por lo que reafirmaron el conflicto como un problema interno el no accionar como procedimiento.

Por último, se apoyaron en declarar el derecho de Rusia de combatir el terrorismo. Parece que se reafirma la idea , en el resto del mundo, de que un país cuyas milicias armadas luchan para expulsar de su tierra a tropas extranjeras que desean poseer sus territorios, es considerado un país terrorista, con sus fundamentalistas al asecho.

Por el lado de las organizaciones internacionales, la situación no varía demasiado. Organizaciones como las Naciones Unidas, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y el Consejo de Europa, prácticamente no emitieron sanciones en contra del genocidio ruso, practicado en la región norte del Cáucaso. El accionar de las Naciones Unidas se limitó, debido a la participación de Rusia como miembro permanente del Consejo de Seguridad. Sin embargo, en abril del 2000, la comisión de Derechos Humanos, analizó el estado de crisis en el Cáucaso, y pidió a la Federación que permitiera el libre acceso a las organizaciones humanitarias internacionales. Pese al rechazo del presidente ruso, Putin sobre cualquier interpretación de los Derechos Humanos, cuyo objetivo sea “... impedir a Rusia que ponga orden en su propio territorio mediante lo que se califica de operación antiterrorista.” (El País, 30 de mayo del 2000). La O.S.C.E., Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa, es la única organización que ha estado presente permanentemente en Chechenia, desde 1995. Otro papel imortante lo cumplen instituciones como: el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH). La ACNUR, se ocupó del cuidado y ayuda de los refugiados que el conflicto ha expulsado hacia países lindantes.

Finalmente, de manera global, podemos decir que: el accionar de los países y organizaciones internacionales con respecto a la guerra en Chechenia, se caracteriza por ser más testimonial y presencial que de accionar, ya que no fueron capaces de impedir, detener o encontrar una solución al conflicto. La realidad es que los enfrentamientos continúan en el Cáucaso, y lamentablemente los países y las organizaciones internacionales no hicieron demasiado para que la respuesta a nuestro interrogante no sea afirmativa. Parece ser que toneladas de crudo, sistemas de oleoductos y gasoductos y otros tantos millones, equivalen a miles de vidas humanas.

Chechenia Hoy.

Llegando al final del trabajo, es pertinente realizar un análisis sobre los recortes periodísticos obtenidos, los cuales denotan la contemporaneidad del conflicto entre rusos y chechenos, una guerra que sigue vigente hoy en día.

En uno de los recortes, haciendo alusión a la elevada cifra de asesinatos y desapariciones que se contabilizan tras el conflicto, se observa: “Un total de 360 personas fueron asesinadas en Chechenia en el primer semestre de 2002, mientras que otras 320 fueron declaradas desaparecidas... 1500 personas desaparecieron en los últimos dos años y medio en este territorio, donde el 1° de octubre de 1999, los rusos iniciaron una operación militar para poner fin al poder independentista... La muerte de otros tres civiles ayer incrementó este trágico balance... Uno de los fallecidos, Letchi Saitov, murió acribillado cuando estaba sentado en la puerta de su casa, al sur de Grozny. Al sudoeste de la ciudad, fue descubierto sin vida el cuerpo de Jalit Borchigov, también muerto a tiros. Por último, un tercer checheno, Aslambek Vanaiev, fue encontrado en el medio de un bosque al este de Grozny, donde falleció apuñalado.” (El Mundo, La Capital, domingo 4 de agosto de 2002).

Este artículo demuestra el genocidio puesto en práctica por los rusos en territorio checheno. Pero también observamos la “respuesta” chechena a través de ataques armados al ejército ruso en el segundo recorte periodístico: “Un helicóptero de combate ruso Mi-24 fue derribado por un misil revelde en Chechenia, y los dos pilotos que iban a bordo murieron en el ataque... La destrucción del aparato fue inmediatamente reivindicada por el servicio de prensa del presidente independentista Aslam Masjadov... el acidente tuvo lugar cuando dos helicópteros Mi-24 escoltaban a uno de transporte Mi-8” (El Mundo, La Capital, domingo 1 de septiembre de 2002).

Se consideró el aporte de los recortes periodísticos para enriquecer el contenido del material bibliográfico y demostrar la lamentable vigencia del conflicto.

A Modo de Conclusión.

Teniendo en cuenta las problemáticas planteadas en el trabajo, podemos afirmar que el conflicto entre rusos y chechenos contiene un carácter netamente económico.

Está claro que en Rusia se observa el renacimiento de un discurso imperialista muy fuerte, acompañado de perfiles militares y autoritarios. Los chechenos están sufriendo los efectos de comprobar lo que significa la búsqueda de la independencia cuando el temible gigante de Asia se interpone.

Entre el ideal imperialista ruso y el espíritu de guerra checheno, yace un espectro, el de Chechenia, país devastado por los ataques rusos y la incansable defensa chechena. Sus principales ciudades se encuentran desoladas, la mayoría de sus habitantes, asesinados, desaparecidos o refugiados en exilio, como sombras que se esfuman en una guerra que pareca no tener fin.

Duele afirmar que el conflicto al norte del Cáucaso, de pasado y presente catastrófico, no muestra síntomas de solución, todo lo contrario, el futuro se asoma oscuro e indescifrable.

Por Mariano Carrera.


Muerte o Libertad.

viernes, 10 de febrero de 2017

Тимур Муцураев - Untitled.



Banda: Тимур Муцураев.

Álbum: Untitled.

Género: Folk.

Tracklist:

1.-  Наш Край
2.-  Мы Идем, Пусть Враги Умрут
3.-  Шамиль Ведет Отряд
4.-  Святые Воины Чечни
5.-  День Победы
6.-  Грозный, Ты Держал Врага
7.-  Нет Дороги Назад
8.-  Они Ушли

miércoles, 8 de febrero de 2017

Cherán, Un Ejemplo de Autogestión y Autogobierno.

El cambio de régimen político se celebra todos los días en Cherán, porque todos los días los vecinos del pueblo ven los murales que se han pintado en fachadas, bibliotecas, puentes; murales que dicen "usos y costumbres", "no a los partidos políticos", pinturas que muestran el pasado y el presente, los cerros pelados y ahora, los pinos, los oyates, los abetos. Hace cinco años y cinco meses, los vecinos de Cherán, en Michoacán (Valladolid), dijeron basta. Se levantaron contra los delincuentes que talaban sus bosques sin que nadie se lo impidiera, contra sus gobernantes, que lo permitían, contra su miedo, que les mantuvo callados durante mucho tiempo. Desde entonces, Cherán es una experiencia única de autogobierno en el Estado Mexicano. No hay elecciones al uso. Cada barrio elige a sus representantes por tres años. La policía estatal no entra y la fiscalía sólo acude cuando se trata de un caso muy grave, lo que no ocurre casi nunca.

En los murales casi siempre hay troncos de árboles sangrando, caras tristes. Rubén Fabiola Madrigal, uno de los encargados de la seguridad en el pueblo, recuerda que "cada día bajaban 200 camiones cargando troncos de los cerros". José Ignacio Soto, gerente del vivero municipal, que cada año produce más de un millón y medio de árboles, dice que el cerro San Miguel, uno de los que rodea el pueblo, "parecía una autopista". Los talamontes, dice, bajaban los troncos grandes y quemaban el resto. "Querían abonar el terreno para plantar aguacates". Enéndiro Santa Clara, integrante del Concejo Mayor de Cherán, dice que aquellos hombres bajaban del cerro y decían: "nos vamos a acabar el bosque y vamos a seguir con sus mujeres".

En Cherán dicen "devastar". No deforestar, devastar. No es sólo que talen los árboles: destrozan el suelo, el paisaje, la vida. No hay datos precisos de la cantidad de hectáreas que los talamontes devastaron allá, pero la Universidad Nacional Autónoma de México calcula que entre 1976 y 2005 fueron más de 20.000 en la región, algo así como 4.000 zócalos de la Ciudad de México, una ciudad de Buenos Aires entera.

La historia de los partidos políticos en Cherán es la de otros pueblos de Michoacán (Valladolid), Oaxaca o Guerrero (Méjico), Estados pobres del suroeste del Estado Mexicano. El PRI, el partido de los revolucionarios que acabaron con el caudillaje de Porfirio Díaz a principios del siglo XX, gobernó siempre. Luego apareció el PRD, una escisión del PRI, y ganó. Era 1988. En 2007 las facciones del PRD se pelearon y el PRI volvió. Al año siguiente, parte de los vecinos de Cherán quisieron sacarlo, pero no pudieron.

En abril de 2011 hubo una revuelta. Según cuentan en el pueblo, una mañana, temprano, un grupo de muchachos trasnochados y unas señoras que salían de misa pararon los camiones que bajaban del cerro, cerca de la Iglesia del Calvario. Discutieron con ellos, más vecinos se sumaron, prendieron fuego a los camiones. Pedro Jiménez, del Consejo de Barrios de Cherán, dice que "tiraron sogas" en las ramas del árbol que hay frente a la Iglesia. "Iban a ahorcar a los talamontes".

El pueblo se organizó en fogatas. Los vecinos prendieron hogueras en cada uno de los cuatro barrios. La llama contra el miedo, como una constancia de la energía que sacudía a Cherán.

Las fogatas se constituyeron en asamblea y de la asamblea nació una coordinadora general. Se acabó el PRI, el PRD y lo demás. Cherán se amparó en los usos y las costumbres de los pueblos indígenas y organizó la vida a su manera. Echaron a la policía y nacieron las rondas comunitarias, un cuerpo policial elegido por los vecinos. En 2012 se constituyó el primer "Gobierno comunal" de Cherán y se instaló el Concejo Mayor. A su amparo surgieron otros consejos que organizarían la vida en el pueblo.

Plantar cara a los delincuentes ambientales es un postura riesgosa en Hispanoamérica. Entre 2010 y 2015, la ONG Global Witness contó 580 asesinatos de ecologistas en el continente. Irineo López Tapia integra el Consejo de Procuración, Vigilancia y Mediación de Justicia. "Al principio", dice, "fue difícil. Hasta julio de 2012, hubo desapariciones y algún homicidio, pero eran las mismas represalias del crimen organizado". Luego, añade, se calmó. "Lo más grave que hemos tenido después ha sido un homicidio por un atropello". Irineo y Rubén, compañeros en el consejo, hacen el recuento de los casos que vieron un día cualquiera, en la segunda semana de septiembre: un mecánico borrachín que no había cumplido con sus clientes, un comunero que robó una bomba de agua y la devolvió, una pareja que se había separado y no se ponía de acuerdo sobre cómo repartirse las ganancias del negocio que tiene en común... En un estado como Michoacán, que en lo que va de año ha registrado 678 asesinatos -un 68% más que en 2015-, 2.832 robos violentos y casi 400 delitos sexuales, el caso de Cherán parece un éxito.

De ahí que a las autoridades les parezca que el alcoholismo es un gran problema. En la ventanilla de atención del Consejo, que hace de calabozo y fiscalía, colgaron una circular que "exhorta" a la población a no consumir alcohol y a "convivir de manera sana con toda la familia". "Los sábados", dice Rubén, "hemos llegado a detener a 25 personas en el alcoholímetro".

El alcohol, según ellos, causa muchos "problemas intrafamiliares", es decir, agresiones contra las mujeres. Para ello, el Gobierno comunal instaló el Consejo de la Mujer, dotado con un presupuesto de 24.000 dólares sobre un total de 1,9 millones. No parece mucho, pero es algo. Y sobre todo resulta extraordinario que la violencia contra la mujer sea tema. Resulta extraordinario porque las últimas noticias del estado que llegaron a la prensa nacional trataban el accidente de un helicóptero de la fiscalía, atacado a balazos por una banda de delincuentes; o antes, en agosto, cuando las autoridades encontraron una decena de cuerpos calcinados en un paraje, cerca de una ciudad, por orden del alcalde.

En Cherán, parece, no se dan por enterados. Otro de los miembros del Concejo Mayor -integrado por nueve hombres y tres mujeres­-, Pedro Chávez, concluye: "a veces nos echan muchas flores. Exageran".

Por Pablo Ferri.


Los comuneros comenzaron a discutir y reflexionar, desde los lugares conocidos como “Fogatas” -puestos de vigilancia- y desde su estructura organizativa. Analizaron sus proyectos y acciones para resolver los problemas que estaban viviendo. Identificaron que los partidos políticos no garantizarían su seguridad ni la continuidad de su comunidad.

martes, 31 de enero de 2017

La Teología Política de Carl Schmitt.

Lo que los pensadores contrarrevolucionarios tienen en común es el pensar que su época, marcada por las revoluciones de 1789 y 1848, requiere de una decisión. La importancia de las tradiciones, las costumbres y la concepción de que el crecimiento histórico es algo gradual y paulatino son supuestos esenciales para los pensadores de la restauración. No debemos ver en estos pensadores una valoración de la historia y de la tradición similar a la del romanticismo alemán o, peor aún, a la del idealismo alemán. Schmitt nos engloba la visión que Bonald tiene al respecto:

La tradición es ante sus oídos la única posibilidad de alcanzar el contenido que la creencia metafísica del hombre puede aceptar, porque la inteligencia del individuo es demasiado flaca y mísera para conocer por sí sola la verdad. Muéstrese el contraste entre él y los tres alemanes <Schelling, Müller y Hegel> en la terrible imagen en que se representa  el camino de la humanidad en la historia: ¡un rebaño de ciegos, guiado por un ciego que camina a tientas con su cayado! (76).

De lo que se trata aquí es de visiones antitéticas y radicalmente opuestas, además de inconmensurables. Dios y el demonio, el bien y el mal. No puede haber para ellos ningún tipo de Aufhebung hegeliana.

En el caso de De Maistre, lo que tenemos es la característica de la infalibilidad en la decisión. El soberano es inapelable. Soberanía e infalibilidad son pues, para De Maistre, sinónimos. Schmitt, a partir de esta afirmación señala algo de manera brillante: los revolucionarios creen esto también.

La soberanía obra siempre como si fuese infalible, todo gobierno es absoluto; he aquí una proposición que un anarquista suscribiría también literalmente, aunque con otro propósito. Babeufm, Bakunin, Kropotkin y Gross pensarán que el pueblo es siempre bueno y los magistrados corruptos. Para De Maistre, la autoridad es buena por el mero hecho de existir.

Y esto, por la sencilla razón de que en la mera existencia de una autoridad va implícita una decisión y la decisión tiene valor en sí misma, dado que en las cosas de mayor cuantía importa más decidir que el modo como se decide (77). Lo importante en De Maistre no es que la decisión siempre acierte, sino el que sea inapelable. Es en ese rasgo donde se constituye su infalibilidad.

Ahora, algo que debemos añadir aquí como elemento clave es que el pensamiento político asumo siempre una actitud determinada hacia la esencia del ser humano. De lo que se trata es de afirmar o negar si es que el ser humano puede ser considerado como bueno o malo por naturaleza. Los anarquistas pensarán que sí, los marxistas pensarán que son las condiciones económico-sociales las que determinarán eso. Donoso Cortés, por su parte, tomará como axioma esencial el pecado original del ser humano.

Su desprecio al hombre no tiene límites. La ciega inteligencia del hombre, su flaca voluntad, el ridículo impulso de sus apetitos carnales son tan miserables a sus oídos, que no hay palabras en todas las lenguas humanas que basten a expresar la bajeza de tal criatura. De no haberse Dios hecho hombre “el reptil que piso con mis pies sería a mis ojos menos despreciable que el hombre” (80).

Esta visión del ser humano tendrá repercusiones en sus críticas y discusiones con las demás posiciones políticas no absolutistas. Criticará al socialismo, al anarquismo y al liberalismo. Pero el liberalismo le parecerá fuertemente cuestionable porque la decisión es reprimida hasta más no poder:

Es, según Donoso, consustancial al liberalismo burgués, no decidirse por uno ni por otro en la contienda y, en su lugar, tratar de entablar una discusión. Define la burguesía como la “clase discutidora”. Con lo cual queda juzgada, pues en ello estriba que trate de eludir la decisión. Una clase que despliega su actividad política en discursos, en la prensa y en el parlamento, no puede hacer frente a una época de luchas sociales. Por todas partes se entrevé la íntima inseguridad y mediocridad de la burguesía liberal de la monarquía de Julio. Su constitucionalismo liberal pretende paralizar al Rey por medio del Parlamento, pero sin quitarle del trono, la misma inconsecuencia comete el deísmo cuando tras quitar del mundo de Dios, quiere mantener su existencia (aquí toma Donoso de Bonald el fructifero paralelismo entre la metafísica y la teoría del Estado). La burguesía liberal quiere un Dios, pero un Dios que no sea activo; quiere un monarca, pero impotente; reclama la libertad y la igualdad, pero al mismo tiempo, la restricción del sufragio a las clases poseedoras para asegurar la necesaria influencia de la cultura y de la propiedad en la legislación, como si la propiedad y la educación fuesen títulos legítimos para oprimir a los pobres e incultos; suprime la aristocracia de la sangre y la familia, pero mantiene la desvergonzada aristocracia del dinero, la más necia y mezquina de todas las aristocracias; no quiere la soberanía del rey ni la del pueblo, ¿qué es la que quiere? (81-82).

Stahl hace una diagnóstico muy interesante, también, en lo que respecta al comportamiento de la burguesía liberal en el siglo XIX:

(…) el odio a la monarquía y a la aristocracia empuja a la burguesía liberal hacia la izquierda; el miedo a perder su propiedad amenazada por la democracia radical y el socialismo hacen que vuelva sus ojos hacia una monarquía potente, capaz de protegerla con su poder militar; vacilante entre los dos enemigosm bien quisiera engañar a ambos (83).

Para De Maistre y Donoso es, dentro de todos estos rasgos de los liberales, la ausencia de decisión la que se les presenta como el problema central de la modernidad ilustrada, en lo que a la cuestión política se refiere:

Suspender la decisión cuando llega el momento decisivo, negando su necesidad, debía parecerles a los dos extraña confusión panteísta. Para Donoso, el liberalismo y su secuela de inconsecuencias y de componendas sólo se mantiene durante un corto intervalo, mientras la pregunta A quién queréis, ¿a Barrabás o a Jesús?”, admita por respuesta una propuesta de aplazamiento o el nombramiento de una comisión parlamentaria. No se trata de una actitud casual, sino fundada en la misma metafísica liberal (85).

Y más adelante Schmitt continua mostrando como Donoso considera que la decisión debe tener primacía sobre la discusión:

Donoso ve en esto un método de eludir la responsabilidad y de acentuar la importancia de la libertad de manifestación del pensamiento para no tener que decidirse en las cosas extremas. Así como el liberalismo discute y transige sobre cualquier bagatela política, quisiera también disolver la verdad metafísica en una discusión. Su esencia consiste en negociar, en las medias tintas, con las esperanza de que el encuentro definitivo, la cruenta y decisiva batalla pueda quizá transformarse en un debate parlamentario y suspenderse eternamente gracias a una discusión eterna. La dictadura es la antítesis de la discusión. El decisionismo típico de Donoso le lleva  considerar siempre el caso extremo, a esperar el Juicio Universal . Por eso desprecia a los liberales y respeta, en cambio, al socialismo ateo anarquista como a enemigo mortal al que atribuye grandeza diabólica (86).

Finalmente, llegamos al final del ensayo (y del libro) cuando Schmitt cierra el círculo y muestra que la antítesis de los reaccionarios y anarquistas es tal, no porque discrepen en lo fundamental, sino porque mantienen un acuerdo esencial que sus supuestos ontológicos llevan al antagonismo:

Si De Maistre dice que todo gobierno es necesariamete absoluto, un anarquista afirma literalmente lo mismo, pero con esta diferencia: que su axioma de que el hombre es bueno y el gobierno corrupto le lleva a la conclusión práctica opuesta de que siendo todo gobierno una dictadura debe ser combatido. Pretender que se adopte una decisión cualquiera es malo para un anarquista, porque lo que es justo por sí sólo fluye cuando la vida no se perturba con tales pretensiones. Cierto que esta antítesis radical le obliga a decidirse resueltamente contra la decisión; y así se da la curiosa paradoja de que el anarquista más grande del siglo XIX, Bakunin, fuese, en teoría, teólogo de la antiteología y, en la práctica, dictador de una antidictadura (90).

Por Erich Luna.


"Soberano es el que decide sobre el Estado de excepción." Carl Schmitt.

sábado, 21 de enero de 2017

Dmytro Korchynsky, Anarco-TradicioNacionalista.


Extracto de la entrevista para BBC Ucrania.

BBC: ¿Qué hiciste y qué hay acerca de tu objetivo e ideas en 2004? (En plena Revolución Naranja)

Dmytro Korchynsky: Tuve la oportunidad de hacer una propaganda absolutamente anárquica. Mi objetivo no fue sólo contra Yúshchenko, sino también contra la democracia parlamentaria. Yo trabajaba para hacer realidad el eslogan de “Братство” (La “Hermandad”) … "¡Abajo la Democracia! ¡Viva la Libertad!". 2/3 de mi programa era propaganda anárquica y 1/3 era crítica a Yúshchenko.

Nota: Dmytro Korchynsky es fundador de Братство, movimiento Anarco-TradicioNacionalista y del Batallón Santa María (ala militar)